El mundo de la belleza está a punto de abrir un nuevo cápitulo. El 2023 promete numerosas y variadas sorpresas en tendencias tanto en el ámbito del maquillaje como de la peluquería o de la estética, que está teniendo un éxito sin precedentes.

A la hora de decantarte por una u otra tendencia, no pierdas de vista la eficacia, pero también la sostenibilidad y el sentido común. Los expertos auguran un despunte de tres en concreto.

Menos es más

Este principio básico, que triunfa tanto en el sector de la moda como el de la belleza, Si hay un elemento que comparten muchas de las tendencias de 2023 es la sofisticación, elegancia y los acabados cuidados.

“El clean look que hemos descubierto durante este año cobrará aún más protagonismo de cara a la nueva temporada”, explica Nuria Aluart, fundadora de la tienda online mumona.com a lo que añade “el secreto para conseguir esta estética está en mantener y potenciar los rasgos naturales, aportando toques de color y brillo donde sea preciso, sin excesos y asegurando siempre un aspecto fresco y luminoso”.

Una percepción también confirmada por la plataforma Pinterest: “desde micromanicuras hasta comedidos cortes bob, los looks de belleza de este año destacarán por su discreción.

Los millennials y la generación Z pasarán de las uñas coffin a las manis francesas cortas. Optarán por las trenzas y flequillos cortos en lugar de las melenas largas y abundantes. En 2023, los estilismos moderados vivirán su gran momento”.

La revolución del pro-aging

Otra tendencia que triunfará en 2023 es el movimiento pro-aging, cuyo objetivo no será parecer más joven, sino sentirse mejor con una misma, independientemente de la edad. “Esta tendencia va más allá del aspecto de la piel, consiste en sentirse bella y segura con el paso de los años”, asegura Aluart.

Sin embargo, sumarse a esta filosofía no significa que no haya que mantener una rutina de cuidado adecuada o evitar los productos antienvejecimiento. “La clave está en apoyar y cuidar las formas naturales de progresión de la piel, consiguiendo una dermis madura, pero a su vez saludable y nutrida”, recomienda.

En este sentido, promete triunfar el hinojo de roca, considerado como “el nuevo botox like natural”. Según destacan los expertos de Alem, “esta planta costera es un ‘retinol verde’ que imita la acción del retinoide en la piel, aumentando el grosor de la piel y disminuyendo la profundidad de las arrugas sin efectos secundarios”.

Ten en cuenta, la azeloglicina “una parte de ácido azeláico y dos de glicina. Las firmas que ya lo utilizan se pueden contar con los dedos de una mano, pero no solo es -como se dice- el nuevo sustituto ‘apto para todos los públicos’ del ácido salicílico, sus propiedades convierten cualquier limpiador en el tratamiento de belleza más potente”.

Atenta finalmente al colágeno bebible ya que “marcará el devenir de la nutricosmética, y no es de extrañar. Hasta 4 veces más bioasimilable por parte del organismo, multiplica sus efectos”.

Adiós messy hair, hola sofisticación según las nuevas tendencias

Continuando con la línea ligera y sofisticada que predomina en las nuevas tendencias beauty, “el nuevo año despide los acabados despeinados y desenfadados marcados por la naturalidad y aboga por un cambio radical que busca looks definidos, pulidos y limpios”.

La skinificación, o dar importancia al cuero cabelludo, será el centro del cuidado capilar el próximo año, según también confirma Pinterest: “las búsquedas de la generación X y los boomers muestran un aumento en lo relacionado con el cuero cabelludo, como ‘tratamiento para el cuero cabelludo’ o ‘cuero cabelludo limpio’. Las raíces experimentan un revival“.

Credito de imagen principal via Vail

Share This