Jennifer López vuelve a ser noticia, esta vez por protagonizar la portada de la edición americana de la revista Vogue ataviada con un vestido rojo de Valentino, pues cantante y actriz ha hecho un extensa retrospectiva sobre su carrera y su futuro.

Es por eso que la cantante neoyorquina ha defendido el gesto romántico en un momento en el que las tradiciones son más cuestionadas que nunca, si bien en la entrevista habló del tema, se observa que sabe perfectamente que nada va a cambiar en lo que se refiere a su fama.

«La gente va a seguir llamándome Jennifer López pero mi nombre legal será señora Affleck porque estamos unidos. Somos marido y mujer. Estoy orgullosa de eso, no creo que sea un problema», aseguró JLo en la entrevista.

Según explica Jennifer Lopez, en ese momento no tenían preocupaciones ni le dieron importancia a nada, vivían su romance de puertas para fuera de la misma manera en la que lo expresaban entre ellos.

«No es tradicional, no tiene romance, parece que es una demostración de poder, ¿sabes?. Yo estoy en control de mi vida y destino y me siento empoderada como mujer y como persona», compartió Jennifer López.

Crédito de imagen principal via Vail

Share This