Las uñas son estructuras formadas por capas de una proteína llamada queratina y su función principal es proteger los tejidos de los dedos.

Cuando están frágiles o quebradizas, a menudo son el resultado normal del envejecimiento, pero también puede deberse a ciertas enfermedades y afecciones, de acuerdo con MedlinePlus, la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos.

Por ello, la revista Glamour reveló que con bicarbonato de sodio estas se pueden blanquear. Para hacerlo se debe mezclar una cucharadita de bicarbonato de sodio con dos cucharadas de agua, mezcla que se aplica en un algodón para después pasarlo por las uñas realizando suaves masajes y se esperan 15 minutos para finalmente enjuagar. El proceso se debe repetir una vez por semana para obtener resultados.

Otros beneficios del bicarbonato

Según un artículo publicado en Clinical Pediatrics, el bicarbonato en cantidades mínimas y disuelto en agua puede ayudar a reducir problemas relacionados con acidez gástrica o renal.

Asimismo, unos científicos de la Universidad de Augusta, en Estados Unidos, reveló que una dosis diaria de bicarbonato podría reducir la inflamación de las articulaciones, pues el bicarbonato estimularía el bazo y por tal razón se generaría una reducción en las inflamaciones.

También se cree que se puede emplear el bicarbonato de sodio para disminuir el mal aliento. La recomendación es diluir un poco de bicarbonato en agua, mojar el cepillo dental, y lavarse la boca y la lengua, pero sin incluir los dientes.

Además, el bicarbonato también es usado para blanquear los dientes, pero esto podría desgastar el esmalte dental luego de un periodo prolongado de uso.

Por tal razón, la recomendación es que, después de lavar los dientes, se aplique bicarbonato en el cepillo, pero esto se debe realizar esporádicamente. Es decir, máximo una vez al mes.

Share This