Definitivamente, el 2022 no está siendo el año de Shakira, al menos personalmente hablando. Si en lo profesional la cantante sigue cosechando éxito tras éxito y sigue manteniendo intacto el cariño de sus fans, en lo personal se le acumulan los problemas como si se tratase de una maldición.

La colombiana acaparó todas las miradas en el momento que anunció su separación de Gerard Piqué, con el que llevaba 12 años. Una noticia que cada vez fue a más teniendo en cuenta que no acabaron en buenos términos por una supuesta infidelidad del futbolista y dónde sus hijos se convirtieron en otro foco problemático para ambos. El jugador no veía con buenos ojos que Shakira se llevara a sus hijos a vivir a Miami, aunque en los últimos días podrían haber llegado a un entendimiento por el bien de Milan y Sasha.

En medio de esta situación, la cantante también está sufriendo el delicado estado de salud de su padre. A sus 90 años, William Mebarak sufrió una caída hace unos meses que le obligó a ir al hospital. Shakira ha estado muy pendiente de él y no lo está pasando nada bien.

Y en los últimos días, la Fiscalía de Barcelona pidió ocho años de cárcel para la artista por fraude fiscal y podría ir a juicio tras no llegar a un acuerdo.

Jennifer López y el SuperBowl

Shakira también volvió a estar en medio de la polémica hace unos meses tras el documental de Netflix Halftime,de Jennifer Lópezen el que hablaba de los problemas que tuvo con la colombiana tras ser elegidas en 2020 para hacer el espectáculo del SuperBowl.

Primero, Jennifer López reconocía que no estaba muy feliz de que dos latinas de ese nivel tuvieran que compartir escenario cuando normalmente solo lo hacía un artista. Y después, la canción Born in the USA de Bruce Springsteen como broche final también fue discutida por ambas.

Crédito de imagen principal vía  Wikipedia

Share This