Existen diferentes tipos de jeans que puedes combinar en función de un atuendo elegante y moderno.

Basta ya de creer que los jeans no son una prenda lo suficientemente versátiles como para lucirlos en la oficina.

Si tu trabajo es flexible con el código de vestimenta, podrás deslumbrar enfundada de mezclilla.

Tipos de jeans perfectos para ir a la oficina

Baggy jeans

Baggy jeans

Baggy jeans

Aunque su estética ancha y cómoda diga a gritos que son perfectos para un estilo relajado y con tenis, también se pueden ver muy sobrios si añades una camisa de botones o un blazer, siempre y cuando resalten tu figura.

Ellos generan un balance muy interesante cuando puedes ir más casual a esa reunión con un cliente o visitar proveedores, sin resultar excesivo.

Jeans rectos

Tipos de Jeans: rectos

Tipos de Jeans: rectos

Son los amos y señores de nuestro armario porque todas, sin excepción, deberíamos tener uno de ellos ya que benefician a todos los tipos de cuerpo, disimulando cualquier inseguridad que tengas. Son básicos, así que tienes todo un mundo de posibilidades que explorar.

Te puede interesar: Cómo lograr el maquillaje de JLo para un look moderno y rejuvenecido

Acampanados

Jeans Acampanados

Jeans Acampanados

Los años setenta están de vuelta entre las tendencias y la mejor demostración de ello es lo popular que están siendo los jeans acampanados en todos sus tipos, que fácilmente se pueden combinar para ir a la oficina de la mano de una camisa con mangas bombachas, un suéter o un body con una chaqueta.

Jeans blancos

Blancos

Blancos

No obstante, si en tu trabajo son muy tradicionales en este sentido, Glamour recomienda darle la vuelta a estas normativas con jeans blancos pues son igual de elegantes que los pantalones convencionales. Eso sí, trata de que no sean demasiado skinny para mantener la sobriedad.

A %d blogueros les gusta esto: