El romero posee propiedades antiinflamatorias y antimicrobianas, lo que ayuda a mantener el cuero cabelludo saludable, libre de caspa y otras afecciones.

Aquí te presentamos una guía completa sobre cómo usarlo para estimular el crecimiento del pelo, además, te contamos sobre sus beneficios y métodos para incorporarlo en tu rutina de cuidado capilar.

El poder del romero para el cabello

El romero contiene una serie de compuestos beneficiosos incluidos antioxidantes, ácido cafeico, ácido rosmarínico y carnosol, que pueden mejorar la salud del cuero cabelludo y estimular el crecimiento del cabello.

Estos compuestos actúan aumentando la circulación sanguínea en el cuero cabelludo, lo que puede fomentar la entrega de nutrientes esenciales a los folículos pilosos y, en consecuencia, promover el crecimiento del pelo.

Además, el romero posee propiedades antiinflamatorias y antimicrobianas, lo que ayuda a mantener el cuero cabelludo saludable, libre de caspa y otras afecciones.

Métodos para usar el romero en el cuidado del cabello
El aceite de romero es una de las formas más efectivas de aprovechar sus beneficios para el crecimiento del cabello. Aquí te explicamos cómo usarlo:

Aceite de romero

Diluye unas gotas de aceite esencial de romero en un aceite portador, como el aceite de coco o el aceite de jojoba, para evitar la irritación de la piel. Aunque también puedes aplicarlo directamente sin combinarlo.

Masajea la mezcla en el cuero cabelludo durante al menos cinco minutos. Este masaje no solo ayuda a la absorción del aceite, sino que también mejora la circulación sanguínea.

Deja actuar el aceite durante al menos 30 minutos, o incluso toda la noche si es posible y luego lava tu cabello como habitualmente lo haces.

Agua de romero

El agua de romero es una opción más ligera que puede usarse como tónico diario o como enjuague final tras el lavado del cabello.

Hierve un puñado de hojas frescas o secas de romero en agua durante unos 15 minutos. Deja enfriar y cuela el líquido.

Aplica el agua de en el cuero cabelludo y el cabello después del lavado. No es necesario enjuagar; puedes dejar que el agua de romero actúe como un tratamiento sin enjuague.

Mascarilla

Una mascarilla capilar a base de este ingrediente puede proporcionar un tratamiento intensivo para el cuero cabelludo y el cabello.

Mezcla aceite de romero con ingredientes como aceite de oliva o gel natural de linaza para crear una mascarilla hidratante. (Para obtener el gel de linaza solo tienes que hervir una taza de agua con tres cucharadas de semillas de linaza, colar cuando aún está caliente y listo).

Aplica la mascarilla en el cuero cabelludo y el cabello, cubre con un gorro de ducha o una bolsa de plástico y deja actuar durante 30-60 minutos. Luego enjuaga y lava el cabello como normalmente lo haces.

Shampoo de romero

Añadir esta yerba a tu shampoo habitual puede ser una manera fácil de incorporar sus beneficios en tu rutina diaria.

Agrega unas gotas de aceite esencial a tu shampoo y agita bien para mezclar. También puedes meter las ramas naturales directamente en el producto y dejarlo reposar al menos un día, si cambia de color y se ve más oscuro, no te asustes, es completamente normal.

Lava tu cabello como de costumbre prestando especial atención al masaje del cuero cabelludo para fomentar la absorción del ingrediente.

Consideraciones y precauciones

Aunque este ingrediente es generalmente seguro para la mayoría de las personas, es importante hacer una prueba de parche antes de usarlo para asegurarte de que no causa irritación en tu piel.

Además, si tienes alguna condición médica o estás embarazada consulta con un profesional de la salud antes de incorporar este ingrediente en tu rutina de cuidado capilar. El romero puede oscurecer el pelo, dependiendo de tu tono, considera esto.

Imagen principal vía Archivo

Share This