Las pestañas también hay que cuidarlas. Ciertos cosméticas previenen su caída, que también podemos evitar con la elección de un buen rímel.

Por naturaleza hay personas que tienen buenas pestañas y otras que no y los cuidados que requieren son diferentes. También es cierto que la diferencia entre unas pestañas atendidas y unas que no es importante.

“Unas pestañas bien cuidadas estarán más pobladas, alargadas, curvas y con un color intenso. Serán unas pestañas que agranden el ojo, marquen la mirada y aporten personalidad a nuestra mirada. Hace que los ojos parezcan más despiertos, más intensos y con mayor vitalidad”, considera Genoveva Lucena Bello, farmacéutica titular y especialista en dermocosmética en la Farmacia Espartería.

Recomendaciones para cuidar las pestañas
Para lograr unas pestañas de esas características, la experta da una serie de consejos:

Limpieza y desmaquillado: es importante desmaquillar los ojos con un producto específico, que respete la hidratación de la piel, que tenga propiedades calmantes y, preferiblemente, de textura no grasa. No se han de ejercer fuertes movimientos de fricción, sino depositar el disco de algodón sobre el ojo durante unos ocho segundos para que se reblandezca la pintura y a continuación retirarla con movimientos suaves y en el sentido de la pestaña.

Alimentación: ingerir alimentos ricos en vitaminas, minerales y aceite omega 3.

Complemento vitamínico: si se atraviesa una época de desgaste físico o psicológico o la alimentación no es la más adecuada, la farmacéutica recomienda complementos ricos en biotina, queratina, zinc, magnesio, calcio, cromo y vitaminas del grupo.

Hidratación: es fundamental beber litro y medio o dos litros de agua diarios.

Productos de maquillaje de calidad: deben estar dermatológicamente testados.

Crema solar: utilizar este producto a diario en la zona de los ojos y reaplicarlo cada 2 o 3 horas.

Productos de tratamiento para las pestañas: que las reparen, revitalicen y estimulen su crecimiento.

Imagen principal vía Archivo

Share This