Los cortes de cabello para rostro diamante son la opción ideal para lograr destacar las facciones del rostro de una manera uniforme sin que este luzca grueso o demasiado marcado. Por eso, aquí te mostraremos algunas opciones que pueden inspirarte.

Lo primero que debes saber

Es cuál es el tipo de rostro que tienes y si el tipo diamante es con el que más te identificas. El diamante suele ser con pómulos prominentes, barbilla muy marcada y con frente algo angosta.

Este tipo de rostro suele ser muy favorecidos con cortes que hagan un marco equilibrado en la zona de las mejillas e, incluso, pueden venir acompañados de flecos que logren intensificar las facciones que nos interesa destacar más como la mirada o la sonrisa.

Recordemos que para escoger un buen estilo de cabello no existen normas estrictas, de modo que solo debes elegir aquello con lo que te sientas cómoda y feliz.

Ahora bien, existen algunas recomendaciones que pueden servir de guía para facilitar tu elección y así podrás seleccionar el mejor estilo que se adapte a tu personalidad, gusto y facciones.

Ideas de cortes de cabello para rostro diamante

Cabello wavy para rostro diamante

Este estilo es perfecto para aquellas mujeres que prefieren llevar una cabellera larga, la idea de esta opción es marcar las ondas del pelo con el corte de medios a puntas, de modo que haya un volumen para restar peso a la zona del rostro.

Estilo lob con fleco

Este tipo de corte da el volumen perfecto en la zona del rostro, especialmente cuando se le añade un fleco, ya que logra suavizar los pómulos marcados.

Bob asimétrico para rostro diamante

Este estilo es el adecuado si tu intensión es suavizar los pómulos y lucir un rostro más fino y alargado. Puedes llevarlo en cabello alaciado o con ondas.

Las capas aligeras el cabello, pero dan el suficiente volumen para que el rostro luzca más fino y alargado. Es perfecto para melenas medias y largas.

Pixie con volumen

Para aquellas que prefieren un estilo más arriesgado, el pixie es la mejor opción, ya que deja libre el rostro. El truco es dejar algo de volumen en la parte delantera del corte.

Imagen principal vía Archivo

Share This