La actriz Heidi Klum sorprendió a sus fanáticos en la pasada noche de brujas, y es que desde el año 2000 ya es casi una tradición que la artista convierte este día en la mejor plataforma de su autopromoción.

La estrella alemana no tiene competencia al asistir a las fiestas de Halloween, pues la también modelo es imbatible en cuanto a disfraces se refiere, y esta vez lo demostró como cada año con sus originales atuendos fantasmagóricos.

Muchos han sido los disfraces hiperrealistas que ha llevado, tales como de manzana con una serpiente, de diosa hindú, de cuervo, de Transformer, de mona de El planeta de los simios, de Cleopatra, de anciana, de mariposa enorme o de Jessica Rabbit, algunos con aspecto de haber salido de las mejores producciones de Hollywood.

Pero ahora volvió a llamar la atención con un traje de lo más sorprendente e incluso desagradable, resulta que este 2022 Heidi Klum se disfrazó nada más y nada menos de gusano gigante, que parece real.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Prime Video (@primevideo)

 

Por su parte, su marido Tom Kaulitz, músico y productor de la banda Tokio Hotel, la acompañó al vestirse de un terrorífico pescador que la usaba como cebo. Lo que está claro es que la ha tenido que ayudar bastante pues el disfraz demuestra que, probablemente, haya tenido dificultades para caminar.

Cabe destacar, que la modelo invierte mucho tiempo y dinero los meses previos a la celebración de la noche más terrorífica del año en el diseño del que será el disfraz del año. Ataviada con kilos de maquillaje y silicona, la alemana se puso durante más de 10 horas en manos del maquillador de prótesis profesional Mije Marino.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Heidi Klum (@heidiklum)

Credito de imagen principal via  Vail

Share This