Este 16 de mayo coinciden una luna llena y una importante festividad en los países asiáticos, conocida como Vesak o Buddha Jayanti.

En algunos países occidentales, siguiendo a Estados Unidos, esta luna llena es llamada “luna de las flores”.

En diversos países asiáticos esta fecha conmemora el nacimiento, la iluminación y la extinción final (o parinirvana) del Buda.

La fecha se celebra todos los años en la luna llena del mes de Vesak, en el calendario lunar tradicional de la India.

Sin embargo, la celebración incluye a la mayoría de los países budistas, y en algunos casos incluso el día es feriado.

Las celebraciones suelen constar de visitas a templos o “stupas” en los que se guardan reliquias del Buda o de miembros del sangha.

Los devotos suelen hacer donaciones, evitan actos no virtuosos y se unen para hacer plegarias, meditar, circunvalar los sitios sagrados y participar en diferentes ritos de adoración.

En esta ocasión, el presidente de la India, Narendra Modi, visitó la ciudad de Lumbini en el sur de Nepal, donde nació el Buda hace más de 2 mil 500 años.

Modi y el primer ministro de Nepal encabezaron un acto conmemorativo en el que participaron académicos y líderes budistas de las diferentes escuelas.

Lumbini está a punto de estrenar un aeropuerto internacional que lleva el nombre del Buda y se empieza a convertir en una ciudad de budismo cosmopolita, con una importante universidad y diversos monasterios.

La luna llena del Buda (Buddha Purnima) celebra la tradición de que el Buda nació, alcanzó el despertar y murió pasando al nirvana final en el mismo día del calendario lunar, siempre en la luna llena.

Por esta razón la luna llena es el símbolo del despertar y de la trascendencia del samsara, o la existencia cíclica, cuya condición fundamental es el sufrimiento.

El príncipe Siddharta, hijo del rey del clan de los Shakya, Shuddhodana y de la reina Maya, decidió abandonar su vida palaciega para investigar la naturaleza de la realidad a los 29 años.

A los 35 años alcanzó el despertar bajo el árbol Bodhi en la ciudad de Bodhgaya, actualmente en el estado de Bihar, en la India.

El Buda pasó completamente al estado de paz inefable que es el nirvana a los 80 años en Kushinagar.

Un verso en sánscrito resume sus enseñanzas:

sarvapāpasyākaraṇam kuśalasyopasaṃpadaḥ I svacittaparyavadanam etad buddhasya śāsanam II

No hacer ningún mal; acumular virtud; purificar la propia mente –esta es la doctrina del Buda.

Image principal  by Ponciano from Pixabay

Share This