La alimentación es un pilar importante en la vida de los gatos. Desde su etapa de desarrollo hasta su vida adulta, los felinos precisan de vitaminas y minerales necesarios para afrontar su rutina diaria. Uno de los alimentos más reconocidos es el balanceado, aconsejado por veterinarios y especialistas.

Los productos salados son una tentación irresistible para los gatos. Algunos de ellos, con un gran compuesto de sodio, como el atún, son la perdición para los felinos que enloquecen al ver este alimento. También, como un dato particular, las aceitunas pueden ser incluidas en la dieta debido a tres razones particulares.

Según especialistas en materia de alimentación felina, a los gatos les gustan las aceitunas por diversos motivos.

Uno de ellos es la estimulación mental. Aunque este concepto puede ser muy variado, en el caso de estos animales es vital para estar activo durante la jornada y así interactuar con sus dueños y con los juguetes que tenga encasa, los cuales son fundamentales para que puedan dispersarse.

Otra de las razones por la que los gatos eligen consumir aceitunas es por la regulación y eliminación del estrés residual, un factor preponderante para sentirse más aliviados.

Eso impide que contraigan enfermedades que puedan dañarlos mental y físicamente.

El último de los tres motivos para ingerir este producto, que suele estar en comidas como la pizza o empanadas, es que proporciona entretenimiento y diversión, por lo que es fundamental para tener energías durante el día y así estar activo ante cualquier estímulo que aparezca a su alrededor.

Los gatos y las aceitunas

En diálogo con el sitio La República de Perú, el médico veterinario Diego Dack deslizó que los componentes de las aceitunas funcionan como feromonas para los felinos.

“Las aceitunas producen una estimulación olfativa en los gatos. Aunque a muchos nos les agrade el sabor, el aroma los activa porque poseen un componente que actúa como las feromonas ejerciendo un cambio en su conducta”, sostuvo el profesional.

En la misma línea, el veterinario aclaró que este alimento no tiene que ser consumido todos los días, pues a la larga le traerá problemas de salud al animal.

“Pueden comer aceitunas, pero debemos tratar que no sea de forma frecuente, ya que el vinagre y la sal son conservantes que podrían causar problemas urinarios en el gato. También se debe consumir descarozadas porque el carozo puede causar obstrucción en el aparato digestivo”, detalló.

Con este panorama planteado al detalle, los dueños de estas mascotas tendrán otra opción en el menú para ofrecerle a los gatos.

Desde alimento balanceado, pollo desmenuzado -sin condimentar-, atún, aceitunas y otros productos, los felinos deberán familiarizarse con los nuevos alimentos.

Otro punto importante es que mediante el olfato los felinos pueden detectar cuando ese alimento ingresó a la casa y empezar a maullar de manera constante para que le sea proveído.

Ante cualquier duda, se deberá consultar a un veterinario o profesional en la materia.

Imagen principal vía Archivo

Share This