En un lamentable suceso que ha conmocionado a Corea del Sur, el primer robot oficial administrativo del ayuntamiento de la ciudad Gumi, sufrió una caída por una escalera, lo que provocó su desaparición y ha planteado interrogantes sobre el bienestar de los robots en ambientes laborales.

El ayuntamiento de Gumi comunicó que el robot fue encontrado inconsciente tras caer desde una altura de aproximadamente dos metros la semana pasada.

Testigos oculares informaron que el robot mostraba un comportamiento errático antes del accidente, girando en su lugar como si interactuara con algo invisible.

“Las piezas del robot han sido recolectadas y serán analizadas por la empresa”, declaró un funcionario del ayuntamiento a AFP.

El robot, que realizaba tareas como la entrega de documentos, la promoción de la ciudad y la provisión de información a los residentes, era considerado una parte esencial del equipo municipal.

Este robot era oficialmente parte del ayuntamiento, era uno de los nuestros”, comentó otro funcionario, destacando la dedicación y el servicio del robot.

Los medios locales han especulado sobre las circunstancias del accidente, cuestionando la presión laboral y la idoneidad de los robots para ciertas tareas.

Algunos titulares han insinuado que el robot podría haber enfrentado una carga de trabajo demasiado intensa, sugiriendo la posibilidad de que el accidente fuera un acto de “suicidio” robótico.

El robot, inaugurado en agosto de 2023 y fabricado por Bear Robotics, una startup californiana conocida por sus robots camareros, operaba de 9 de la mañana a 6 de la tarde y contaba con su propia tarjeta de identificación como funcionario público.

A diferencia de otros robots, tenía la capacidad única de llamar a un ascensor y moverse entre pisos de forma autónoma.

Corea del Sur, reconocida por ser uno de los mayores adoptantes de tecnología robótica en el mundo, presenta la mayor densidad de robots industriales, con aproximadamente un robots por cada 10 empleados, según la Federación Internacional de Robótica.

Por ahora, el ayuntamiento de Gumi ha descartado la incorporación de un segundo robot oficial mientras continúan las investigaciones sobre las circunstancias de este trágico incidente.

Imagen principal vía Freepick

Share This