Esta madrugada, varios agentes de policía registraban la mansión en Miami, y también en Los Ángeles, de Puff Daddy, tras ser acusado de agresión sexual.

Un turbio asunto que salpica también al príncipe Harry.

La exnovia del cantante de hip hop, Cassie, lo acusa de violarla y agredirla físicamente en repetidas ocasiones, así como de obligarla a mantener sexo con prositutos delante de él.

Otra mujer le ha denunciado por drogarla y violarla, grabando la secuencia y distribuyendo después las imágenes.

Y, también hay una tercera demanda, que acusa al artista y a Harve Pierre, expresidente del sello Bad Boy, de violar en grupo a una menor y traficar sexualmente con ella.

El rapero se ha defendido a través de sus redes sociales:

“Ya es suficiente. Durante las últimas dos semanas, me he sentado en silencio y he visto a la gente intentar asesinar mi carácter, destruir mi reputación y mi legado.

Personas que buscan un día de pago rápido han hecho acusaciones repugnantes en mi contra. Permítanme ser absolutamente claro: no hice ninguna de las cosas horribles que se alegan. Lucharé por mi nombre, mi familia y por la verdad”.

Los diarios británicos no han dejado pasar que el príncipe Harry, siempre rodeado de polémica, es nombrado en una de las demandas contra Sean ‘Diddy’ Combs (Puff Daddy), concretamente en la página 63 de la documentación.

“Entre los beneficios financieros que los acusados recibieron por participar y facilitar la empresa de tráfico sexual de Combs fueron la afiliación y el acceso a la popularidad del Sr. Combs.

El Sr. Combs era conocido por organizar las ‘mejores’ fiestas.

La afiliación o el patrocinio de las fiestas de tráfico sexual del Sr. Combs le otorgaron legitimidad y acceso a celebridades como atletas famosos, figuras políticas, artistas, músicos y dignatarios internacionales como el príncipe Harry”, reza textualmente la documentación del caso que ha salido a la luz.

Aunque no está acusado directamente sí pone de manifiesto que el rapero y el duque de Sussex se conocen.

Un caso que podría recordar a la relación que tenían Jeffrey Epstein con el príncipe Andrés de Inglaterra.

De momento, el príncipe Harry no se ha manifestado al respecto.

Imagen principal vía Wikimedia Commom

Share This