El guitarrista Jeff Beck murió la tarde de este miércoles 11 de enero debido a una “repentina” meningitis bacteriana, según explicó su familia a través de redes sociales.

La enfermedad se volvió tema de conversación en los últimos meses, no solo por el fallecimiento del guitarrista conocido a nivel mundial, sino por los casos de meningitis en Durango, que provocó 29 muertes a corte del 28 de diciembre de 2022.

Tipos de meningitis

Existen cinco principales tipos de Meningitis:

Meningitis viral

De acuerdo con la Universidad de Stanford, este tipo de meningitis ocurre debido a la propagación de un virus mediante tos, estornudos o mala higiene.

Mayo Clinic explica que este padecimiento se cura en la mayoría de casos sin tratamiento; sin embargo, existen circunstancias en las que es necesario atender la enfermedad con antivirales.

Los principales síntomas son:

  • Fiebre alta repentina.
  • Rigidez en el cuello.
  • Dolor de cabeza intenso que parece diferente del usual.
  • Dolor de cabeza con náuseas o vómitos.
  • Confusión o dificultad para concentrarse.

Meningitis bacteriana

Este tipo (que sufrió Jeff Beck) es el más grave, y de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), tiene una alta taza de letalidad, ya que una de cada 10 personas que la padece muere y una de cada cinco presenta complicaciones.

“La meningitis bacteriana es grave y puede ser mortal en unos días sin tratamiento antibiótico inmediato. El retraso en el tratamiento aumenta el riesgo de daño cerebral permanente o de muerte”, explica Mayo Clinic.

Además de los síntomas de la viral, en la bacteriana se suman estas afectaciones:

  • Convulsiones.
  • Somnolencia o dificultad para caminar.
  • Sensibilidad a la luz.
  • Falta de apetito o sed.
  • Erupción cutánea.

Meningitis crónica

A diferencia de la bacteriana, la crónica se genera gracias a organismos de crecimiento lento, que se desarrollan durante dos semanas o más y provocan afectaciones graves.

Meningitis fúngica

Este tipo se contagia gracias al contacto con hongos que están en el suelo, madera en descomposición o heces de animales. Esta afecta gravemente a personas con comorbilidades, como enfermedades crónicas.

Meningitis parasitaria

De manera similar a la fúngica, esta ocurre por el contacto humano con otros organismos, solo que a diferencia de hongos, es con parásitos que están en el agua dulce o en alimentos contaminados.

Share This