La aparición de nuevos medicamentos para tratar diabetes y obesidad ha supuesto una revolución de la que poco a poco se van conociendo nuevos datos. El último en ponerse sobre la palestra llega desde una investigación que apunta a los agonistas del receptor GLP-1RA, categoría entre la que se encuentran Ozempic y Wegovy, como potencialmente beneficiosos en la prevención de 10 tipos de cáncer.

El estudio, publicado en JAMA Network Open, analizó los registros electrónicos de salud de más de 1,6 millones de pacientes con diabetes tipo 2, comparando los tratados con GLP-1RA con aquellos con los que se utilizó insulina o metformina.

Los resultados mostraron una reducción significativa del riesgo de 10 de los 13 cánceres asociados a la obesidad, incluyendo cáncer de vesícula biliar, meningioma, cáncer de páncreas, carcinoma hepatocelular, cáncer de ovario y cáncer colorrectal.

La investigación utilizó datos de una base multicéntrica nacional, ajustando los modelos por factores de confusión mediante emparejamiento por puntuación de propensión.

El análisis se llevó a cabo con métodos de supervivencia de Kaplan-Meier y análisis de riesgos proporcionales de Cox. Aunque los GLP-1RAs no mostraron una reducción del riesgo de cáncer en comparación con la metformina, se observó un aumento del riesgo de cáncer de riñón.

“Es sabido que la obesidad está asociada con, al menos, 13 tipos de cáncer, ha asegurado a AFP el autor del artículo, Rong Xu, para quien lo más importante de esta investigación es que “demuestra que los GLP-1RA son prometedores para romper ese vínculo”.

El ‘boom’ de Ozempic

En la puesta de largo del medicamento en España, allá por 2019, Novo Nordisk calificaba Ozempic como “el antidiabético más potente del mercado”. En esa presentación se habló también del efecto del fármaco para perder peso, el elemento que lo ha convertido en el fenómeno de ventas que es en la actualidad.

Tanto es así, que incluso la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) se ha visto obligada a emitir recomendaciones e intensificar el control sobre el fármaco, que cuenta con su propio ‘mercado negro’.

Imagen principal vía Pixabay

Share This