Un ataque de estornudos puede ocurrir por el contacto con polvo, polen, sustancias químicas e incluso olores fuertes.

Esto puede ser una reacción del cuerpo para evitar la entrada de microorganismos, pero en otras ocasiones puede ser rinitis alérgica.

Los síntomas de la rinitis alérgica son muy parecidos a un resfriado común.

Empieza con secreción y picor en la nariz, dolores de cabeza y hasta mareos.

Aunque puede ser una afectación muy común entre la población, no deja de ser un tema molesto, por lo tanto, los pacientes buscan solución con la ingesta de antihistamínicos, pero hay alternativas naturales para tratar esta enfermedad.

La manzanilla y el té verde son dos ingredientes que se pueden usar como remedios naturales para tratar la rinitis alérgica.

El sitio web Rinoebastel destaca que la manzanilla se puede aplicar con “gasas estériles empapadas en la infusión y dejarlas reposar sobre los párpados unos minutos.

Sobre el té verde, los expertos indican que esta planta ayuda a bloquear la producción de histamina, que es la que genera los síntomas de la alergia, “por lo tanto, es un antihistamínico natural”, señala Rinoebastel.

El té es rico en bioflavonoides que sirven para combatir infecciones virales y bacterianas, además es un potente aliado para reducir la inflamación ocular que se genera por la rinitis alérgica.

“La cúrcuma es una planta muy utilizada como especia en recetas de cocina.

Gracias a sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias obtenemos múltiples beneficios.

Se caracteriza por promover la producción de anticuerpos y aumenta las defensas naturales del organismo”,

Destaca el portal Mejor con Salud sobre los beneficios de este remedio natural.

La menta tiene efectos antiinflamatorios por sus propiedades descongestionantes.

En Mejor con Salud señalan que esta planta es un arbusto “de fácil cultivo en cualquier sitio”-

Asimismo señalan que el sabor y olor le dan propiedades para la aromaterapia.

El jengibre ofrece un excelente sistema de defensa al cuerpo por sus propiedades antiinflamatorias y descongestionante.

El consumo de esta raíz ayuda a aliviar los síntomas nasales y también sirve para tratar el dolor de cabeza y del pecho, señala Mejor con Salud.

Para tratar la rinitis alérgica resulta muy útil una planta de acción antiinflamatoria como es la agrimonia (Agrimonia eupatoria), pues es rica en taninos, ácido ascórbico, quercitina y eupatorina.

“Es también un gran expectorante y alivia los síntomas de las vías respiratorias altas, como la irritación de garganta o la congestión”, así lo destaca el portal Cuerpo Mente.

En el sitio web Herbolario Salud Natural señalan que la rinitis aguda se manifiesta con síntomas molestos como el picor y lagrimeo en los ojos, y estornudos frecuentes.

Para tratarla, en el mencionado portal aconsejan el uso de las hojas del eucalipto.

Las cuales tienen un olor intenso que ayuda a “la liberación de las vías respiratorias y la eliminación de contaminantes y alérgenos como el polen”.

El eucalipto es una planta muy usada para remedios caseros y naturales.

Para tratar gripes, rinitis alérgicas y rinorrea en general, comenta Herbolario Salud Natural.

Los aceites esenciales en las hojas del tomillo contienen sus propiedades medicinales, los cuales tienen propiedades que aportan un efecto antiséptico respiratorio y expectorante.

En Healthline también recomiendan el uso de las gotas para los ojos y los aerosoles nasales, aunque no son remedios naturales, estos pueden ayudar a tratar y aliviar los molestos síntomas de la rinitis alérgica como la picazón.

Los especialistas en Healthline advierten que al igual que los descongestionantes…

“El uso excesivo de ciertas gotas para los ojos y para la nariz también puede causar una recaída”.

 

Crédito de imagen principal vía: Wikimedia commons

Share This